El cuerpo y la mente son funcionalmente idénticos: lo que sucede en la mente se refleja en el cuerpo.

En 1953 el médico estadounidense Alexander Lowen fundó el Análisis Bioenergético a partir de las bases teóricas de Wilhelm Reich (1897-1957), discípulo de Freud y primer psicoanalista que introdujo el estudio del cuerpo en su trabajo. En 1956 fue fundado oficialmente el Instituto Internacional de Análisis Bioenergético (IIBA) de Nueva York.

La BIOENERGETICA es una terapia psico-corporal que se encuadra dentro de las terapias humanistas. Es una forma de terapia que combina el trabajo con el cuerpo y con la mente.

La persona desarrolla una estructura de tensión muscular, unos síntomas físicos y psíquicos, unos patrones de comportamiento disfuncionales repetidos, que le sirven de “coraza” para la defensa y el soporte de los conflictos internos (inconscientes) que provienen de sus experiencias en la vida.

Para el mantenimiento de esta estructura (coraza) se necesita una considerable provisión de energía y por lo tanto no Terapia bioenergeticadispone de su plena capacidad natural. Aparecen los síntomas de mayor a menor envergadura (síntomas físicos, sentimientos de vacío, ansiedad, depresión, estrés, etc.) y si surge alguna circunstancia que pone en juego su estructura o bien, situaciones que requieren un esfuerzo para adaptarse, se produce una crisis. Estas crisis son las que suelen incitar a la persona a pedir ayuda profesional.

La terapia BIOENERGÉTICA ayuda a aflojar la tensión muscular recuperando la energía y así entrar en contacto con uno mismo, a expresar y aceptar los sentimientos que por suprimidos quedaron fijados en el cuerpo, se somatizaron: “Cogieron forma” y nos limitan; condicionan el modo en que nos sentimos y comportamos.

El contexto seguro de la terapia y el aflojamiento de la tensión muscular, permite a la persona el despliegue de estos sentimientos que reprimió. Al tomar conciencia de los conflictos no resueltos y liberarse de su carga, la energía se desbloquea abriendo paso a un nuevo espacio creativo donde poder construirse para una vida más plena y satisfactoria.

Cómo se trabaja?

En las primeras entrevistas el terapeuta puede observar a través de la expresión verbal y corporal de qué manera se manifiesta el conflicto. Además de la lectura corporal tiene una especial relevancia la respiración, el movimiento para desbloquear las tensiones corporales y ayudar a la persona a restablecer el contacto con las emociones.

Partimos de un marco de trabajo en el que, a medida que la persona expresa los problemas que la han llevado a terapia, empieza a darse cuenta del origen de sus conflictos, empieza a ver cómo se defiende de éstos tanto psíquica como físicamente; comienza a sentirse a sí misma.

El terapeuta escucha lo que la persona dice al tiempo que observa lo que expresa su cuerpo y le propone ejercicios físicos específicos para ayudarla a sentir, en el presente, lo que está diciendo. Se liberan así las tenciones y sentimientos quedando al descubierto, junto con las vivencias que los originaron.

En el proceso terapéutico la persona aumenta la conciencia de sus sensaciones corporales y la capacidad de darles un significado. Comienza a vivir sus sentimientos de amor, tristeza, miedo, rabia, frustración… a expresarlos, a comprender las razones que tiene para sentirlos y a desarmar los conflictos inconscientes, es decir, dejar de repetir sus problemas.

El proceso terapéutico ayuda a la persona a descubrir su verdadero Yo, a encontrar maneras más satisfactorias de relacionarse consigo misma, con los demás y con el mundo. A través del trabajo analítico, corporal y la relación con el terapeuta, va recuperando su flujo energético y aumenta progresivamente la capacidad de creer cada vez más en sus sentimientos, impulsos instintivos y mensajes corporales: la capacidad de creer en sí misma. Se respeta más y se expresa más con mayor naturalidad y libertad, atreviéndose a hacer elecciones de vida acordes a su verdadero Ser y pudiendo dar lugar a la realización integral: emocional, sexual, intelectual, profesional…

Bibliografía

Lowen, A. (1977). Bioenergética. México, D. F.: Diana.

Lowen, A. (1985). El Lenguaje del Cuerpo. Barcelona: Hender.

Lowen, A. (1995). La Traición al Cuerpo. Buenos Aires (Argentina): Era Naciente.

Reich, W. (1986). Análisis del Carácter. Paidós: Barcelona.

Tonella, G. (2000). Análisis Bioenergético. Madrid: Gaya Ediciones.

Instituto Internacional Análisis Bioenergético (IIBA). www.bioenergetic-therapy.com

Federación Europea de Psicoterapia Bioenergética. www.bioenergeticanalysis.net

Asociación de Análisis Bioenergético de Habla Castellana. www.analisisbioenergetico.es.kz

Federación Española de Psicoterapeutas. www.feap.es